“El Trafficker”, ese desconocido

Una reciente conversación con un miembro de mi equipo en la que me comentaba que según su consideración el puesto de Trafficker no era un puesto importante dentro de la empresa, me ha llevado a realizar la siguiente reflexión sobre este puesto en concreto, más allá de que considero que la importancia de cada puesto, sea cual sea, viene dada por el valor añadido que quien lo desempeña, es capaz de aportar a su organización.

Conforme un mercado madura se van generando nuevas necesidades propias de la especialización de diferentes áreas y cada una de éstas debe de ser cubierta por un perfil especializado en dicha actividad.

La actual situación de consolidación de Internet esta generando nuevos perfiles especializados en diferentes áreas, uno de ellos, objeto de la presente entrada es el del Trafficker, que ha ido evolucionando, conforme lo ha hecho el mercado hasta convertirse en un puesto clave dentro de una empresa de Internet, en la que se gestione un volumen medianamente significativo de publicidad, bien sean agencias de medios o los propios medios.

Y sin embargo es un puesto apenas definido, para el que no existe una formación especializada y cuyas funciones, responsabilidades y habilidades quedan diluidas detrás del uso de una herramienta de software.

En principio el puesto de Trafficker se limita a la subida y seguimiento de campañas, capacidades que se adquieren tras un “cursito” dado por alguno de los proveedores de las herramientas de adserving.

Situados entre los departamentos técnicos y comerciales, de un lado deben de ser capaces de comprender terminología técnica, entender Javascript, leer códigos fuente para comprobar que las páginas están correctamente identificadas … soportar estoicamente las explicaciones que les suelta un técnico cuando algo no funciona, poniendo cara de poker mientras se suelta un “ahhhh!!, claro; perooo…¿me lo arreglas?”.

Al otro lado el departamento comercial: vender, vender, vender; lo que obliga al Trafficker a realizar un seguimiento exhaustivo de su inventario disponible (“me han dejado sin inventario!!”), además de optimizar las campañas para obtener los mejores ratios posibles (inexplicablemente en ocasiones los usuarios ¡¡no pinchan en las creatividades!!).

Me lo cuenten como quieran, las actuales herramientas de adserving, no gestionan adecuadamente el inventario disponible, frecuencias, países, y segmentaciones varias, unidas a la falta de homogeneidad en la navegación del usuario, convierten al Trafficker en un estadístico avanzado, cercano a Rappel.\r\n \r\nY entre medias anunciantes y agencias, como en botica … de todo un poco; y en este mar de relaciones, el Trafficker debe tener dotes de buen relaciones públicas, mano izquierda y en ocasiones derecha, capacidad para el análisis, uso de ratios, porcentajes, estimaciones, don de gentes y un saco de paciencia son parte de las habilidades que debe de tener un Trafficker.

Formar un buen Trafficker requiere una considerable inversión de tiempo que se trata de suplir con la adquisición de profesionales ya formados en otras empresas, con lo que los Trafficker viven con la constante incógnita de aceptar o no las diferentes ofertas que les llegan y sus responsables con la duda de si aceptarán o no la próxima que reciban o incluso de reconvertirnos a Trafficker :) que nunca se sabe.

Definitivamente el puesto es importante, tanto como cualquier otro, faltan profesionales formados para este fin de forma específica, lo cual facilitaría el trabajo de los profesionales con una cierta experiencia que actualmente ocupan ese puesto. ¿Qué tal una Asociación de Trafficker’s de Publicidad Online? Creo que lo propondré…

Por último me gustaría dejar un pregunta ¿Dónde se ubica y dónde debe ubicarse este perfil? Dentro del área técnica, del departamento comercial, marketing?

Post recientes relacionados:


Tags: , , , ,